Bailarines de Universidad UNIACC destacan en competencia efectuada en Buenos Aires

Septiembre 2, 2014 2:39 pm Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

Danza1

Si yo, como maestra, consigo que uno o dos alumnos se especialicen en ballroom, me siento realizada como docente, porque estoy sembrando”, asegura Tamara Kiriyak, una de las responsables de la formación académica UNIACC.

Kiriyak, docente de la carrera de Danza y Coreografía, fue una de las participantes en el campeonato abierto sudamericano “Las Estrellas Abiertas”, el que se efectuó en agosto en Buenos Aires y al que viajó junto con egresados y alumnos del programa académico.

La titulada Macarena Gómez, Daniela Bustamante, de cuarto año, y Alfredo Aravena, egresado, fueron los exponentes de la especialidad que dijeron presente en el campeonato, secundados por Kiriyak.

La académica explica que el grupo fue invitado a la competencia, la que se organiza, de forma anual, en Argentina. “En la final, Daniela con Alfredo quedaron entre las mejores seis parejas (…) Eso es un logro, porque había profesionales y bailarines. Yo no lo esperaba, porque competir de igual a igual con bailarines no es fácil”.

Danza 2

Alfredo Aravena y Daniela Bustamante, en el campeonato abierto sudamericano “Las Estrellas Abiertas”.

Nosotros llegamos a bailar. El objetivo era probar la pista y ser evaluados por un jurado de nivel mundial”, reconoce Kiriyak. “Lo que más destaco es ver el desarrollo del baile deportivo, porque en Chile se compite entre dos o cuatro, pero aquí había 22 y estuvieron entre los mejores seis”.

La docente dirige el Grupo de Baile Deportivo Armonía, en el cual participan alumnos y egresados de UNIACC.

La Universidad da a los alumnos un abanico de técnicas para que trabajen a futuro, pero de repente algunos quieren perfeccionarse más, porque también es una fuente de trabajo. El esfuerzo vale”, expresa Kiriyak.

En este sentido, la profesora sugiere a quienes deseen dedicarse a la danza “que analicen y estudien las mallas curriculares, junto con ver las fuentes de trabajo, para que sepan lo que pueden hacer con su carrera”.

Macarena Gómez, titulada de Danza y Coreografía y una de las participantes en Buenos Aires, afirma que “esta competencia ayuda a formar nuestro currículum y así gano experiencia y reconocimiento, junto con abrirme un campo. A la larga, es una inversión para que la gente me conozca”.

Esto es satisfacción propia y perfeccionamiento laboral. Uno siempre tiene que estar al día y dentro de lo que es la danza”, asevera la profesional, quien hasta hoy asiste a las clases de ballroom de Kiriyak en UNIACC, “porque siempre me sirve estar aprendiendo la técnica de la maestra”.

En tanto, para Alfredo Aravena, ayudante de la asignatura de Ballroom, el certamen representó su primera experiencia en el extranjero: “A las competencias nunca he ido directamente a competir, sino que a disfrutar. Si bien uno invierte en vestuario, en clases, en zapatos, en inscripción y pasajes, luego de competir viene la reflexión y la experiencia de lo aprendido”.

En cuanto a la necesidad de una especialización, como en ballroom, Aravena destaca que “para llegar a ser profesional hay que investigar, estudiar y tomar clases. Nosotros estamos ya empezando a formar gente en esa técnica. Por eso, tomar las clases de la maestra sirve mucho para pulir la técnica y descubrir formas de moverse y mejorar”.

Imágenes: cortesía de Alfredo Aravena.

Universidad UNIACC