Bárbara Canales, estudiante de UNIACC: “Sin perseverancia, no se llega a ninguna parte”

Mayo 27, 2014 3:41 pm Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

BC1

“En la danza hay que seguir aprendiendo de por vida. Esta es una gran oportunidad, porque no cualquiera puede viajar. Y me la merezco”, afirma la estudiante de UNIACC, Bárbara Canales, quien fue seleccionada por la Universidad para efectuar una pasantía en la escuela Broadway Dance Center (BDC), de Nueva York

La alumna, perteneciente al cuarto año de Danza y Coreografía, explica que “la postulación se hace para el tercer y el cuarto año. La Universidad me paga cuatro días, pero yo me voy por dos semanas. Voy a invertir en clases con coreógrafos, porque la permanencia debiera ser de, por lo menos, un mes. Uno llega a otra cultura, con otros bailarines y con otra enseñanza. Eso cuesta asimilarlo”.

Canales –quien nunca ha estado en Estados Unidos- realizará en la pasantía un workshop, de cuatro días, sobre street jazz. “El género es una rama del estilo jazz. El street jazz viene de los años 70 con la onda disco y con el hip hop. Es una combinación bien específica”.

BC2

-¿Por qué decidiste postular a esta academia?

Yo había postulado el año pasado, pero no quedé. Estaba con mucha ansiedad y no ganarme la pasantía fue un golpe fuerte y me cuestioné mucho. Ahora postulé, sin ansiedad, pero en realidad para no quedarme con las ganas. Eso me sirvió mucho, porque el salto de tercero a cuarto año fue tremendo.

-¿Por qué?

Porque tienes que empezar a trabajar, a proyectarte, a cumplir tus propios sueños. También siento que tengo una responsabilidad detrás de mí, porque tengo mis alumnos, en la Academia de la Icha. Tengo esa proyección de tener que seguir aprendiendo para transmitirlo, para poder ser mejor y ser un ejemplo como bailarina y profesora, porque me gusta lo que hago.

-¿Cuál es el principal valor que tiene para ti estar en Broadway Dance Center?

Allá están los verdaderos bailarines. Me gusta porque es lo que yo hago y en lo que me quiero especializar. Para los alumnos, es una gran oportunidad de aprender de otros bailarines. También es una oportunidad heavy para el currículum y para uno, como bailarín, de viajar y tomar clases con gente power.

-¿Cuáles son tus planes de desarrollo profesional?

Mi intención es emigrar. El campo que hay aquí no me gusta, que es la televisión. Es muy poco el sector donde uno puede hacer ese tipo de danza. En Estados Unidos, a los bailarines se les respeta. Hay muchos que trabajan con artistas y coreógrafos que se especializan en street jazz.

-¿Cuál consideras es la principal diferencia que existe entre asistir presencialmente a estas clases y no estudiarlas, por ejemplo, por medio de la revisión de videos o de una guía a distancia?

El beneficio es que lo ves estando ahí. Un video lo ves de un solo plano y baja la potencia. En vivo puedes ver la fuerza que ellos tienen. Yo tengo que verlo presencialmente para entenderlo, sentirlo e interpretar. También puedo sacar muchas ideas para coreografías, porque ellos tienen otra manera de bailar. Así puedo aprender cómo llegar a ser como ellos y qué se necesita para un casting. Hay mucho para aprender.

-¿Cuál es tu sugerencia para los estudiantes de Danza y Coreografía que hoy están en primer o segundo año?

Hago un llamado a los que no confían en sus capacidades: hay que probar y arriesgarse. Lo peor que pueda pasar si postulas es que te digan no. Sin perseverancia, no se llega a ninguna parte, porque las cosas no se obtienen de un día para otro.

Fotografías: Gentileza de Bárbara Canales.

Universidad UNIACC