El compromiso social de la academia llevado a la práctica

Septiembre 10, 2013 9:28 am Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

El resultado fue bueno, no esperaba tanta cooperación de la gente de UNIACC”, afirma la estudiante de primer año de Comunicación Audiovisual, Rossana Castro, una de las voluntarias de la Universidad que participó en la colecta metropolitana para la Corporación Amor y Esperanza para niños con cáncer.

Por iniciativa de la Dirección de Asuntos Estudiantiles de UNIACC, alumnos de distintas carreras de la institución cooperaron en una recolección de fondos organizada por la mencionada entidad.

Los alumnos de UNIACC participaron el 3 de septiembre, entre 8:00 y 13:30 horas, recolectando dinero  en distintos puntos de Santiago.

En total, 11 estudiantes de la Universidad hicieron esta labor durante sus horarios libres: Mariana Cornejo y Rossana Castro, de Comunicación Audiovisual; Rodrigo Carreño, Claudia Ríos y Natalia Tardón, de Diseño de Imagen; Roberto Gallardo, de Diseño Gráfico y Multimedia; Javiera González, de Traducción e Interpretariado Bilingüe (Inglés-Español); y Carla Barrios, Francisco Lastra, Jazna Miranda y Rodrigo Videla, de Publicidad.

Rossana Castro explica que la oportunidad de participar nació “más que nada como una casualidad. Unas niñas estaban preguntando si alguien quería ser voluntario para esta campaña. Al principio no sabía qué decir, pues personalmente no creo en esto de las colectas, porque prefiero ayudar de otra forma, más directamente. Pero teniendo tiempo libre, disposición y buena onda para las chicas, me dije ¿por qué no?”.

Castro expresa que “recolectamos de todos lados mientras podíamos, ya que de última instancia nos surgió un problema y no teníamos tanto tiempo libre como habíamos presupuestado. Pero, a pesar de todo, hicimos su buen resto en el poco tiempo que tuvimos para andar por la universidad recolectando”.

En tanto, Roberto Gallardo, alumno de segundo año de Diseño Gráfico y Multimedia, comparte que “me gustó realizar la actividad. Creí que juntaría menos de lo que entregué para la colecta y eso me hizo sentir bastante bien. Incluso una mujer me preguntó que cómo ella podría participar de la misma actividad”.

Natalia Tardón, de Diseño de Imagen, lamentó que “el resultado podría haber sido mejor. lamentablemente de 10 chilenos cooperan tres (…) Aunque reunimos poquito dinero, igual es una ayuda finalmente“.

La Corporación Amor y Esperanza para niños con cáncer –la que no posee fines de lucro- busca aliviar el dolor de niños con cáncer de escasos recursos y hematológicos del Hospital San Juan de Dios. Según información de su sitio web, la agrupación atiende  cada año aproximadamente 2.600 niños de estas características.