Egresados de UNIACC personificaron la responsabilidad social universitaria con “Corazón Digital”

Noviembre 16, 2015 12:02 pm Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

LC

Se me quedó grabada en la mente la motivación de una señora al tomar el curso. Ella trabajaba limpiando el piso de un banco. Quería aprender a usar el computador y sus herramientas básicas, para acceder a un trabajo como telefonista en un call center. Para nuestra generación, saber usar la tecnología es algo tan común que lo damos por hecho. Pero ese pequeño cambio en la vida de la señora la haría optar a un trabajo mejor remunerado y la realizaría más como persona”, relata el titulado de UNIACC, Leonardo Cabezas, uno de los voluntarios en “Corazón Digital”.

“Corazón Digital” es un programa que nació en 2009 por el trabajo en conjunto de Intel Aprender y UNIACC. El objetivo central es capacitar –sin costo para sus beneficiarios- en el uso de tecnologías de la información a sus alumnos, en su mayoría mujeres inmigrantes.

Este año, los tutores provenientes de UNIACC que participaron de forma voluntaria fueron los egresados Cabezas y Vania Venegas.

Ambos profesionales realizaron su labor en sesiones realizadas los domingos en las dependencias de la universidad.

Leonardo Cabezas, proveniente de la Escuela de Guiones, comparte que “hace tiempo que tenía la inquietud de realizar algún voluntariado en mi país (…) siempre me he sentido tremendamente afortunado en muchos aspectos de mi vida, y sentía necesaria esta retribución altruista a la comunidad. Este año tuve la oportunidad y no la dejé pasar”.

LC2

Para el titulado de UNIACC, Leonardo Cabezas (en la foto junto a la también exponente de UNIACC, Vania Venegas, primera de derecha a izquierda), “Corazón Digital” aportó un “granito de arena a personas que realmente lo necesitan y lo valoran”, como también sentirse “aún más agradecido de la vida y de sus oportunidades”.

Cabezas, quien en 2014 fue uno de los premiados el Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana con su documental “Silvia”, advirtió que “hay que seguir trabajando para reforzar este tipo de labores. En los tiempos que estamos viviendo, se convierte en una responsabilidad social imprescindible para mejorar nuestras vidas y entorno”.

Asimismo, el titulado remarca que la experiencia le permitió “aportar este pequeño granito de arena a personas que realmente lo necesitan y lo valoran”, como también  sentirse “aún más agradecido de la vida y de sus oportunidades. Seguiré vinculado con Intel Aprender para sumarme a algún programa futuro de esta índole”.

La importancia de la alfabetización digital

Para Vania Venegas, egresada de Cine de UNIACC, esta no fue la primera experiencia en “Corazón Digital”, pues en 2013 ya había participado como tutora.

Hace rato que quería entregar algo mío a la comunidad, hacer algo por otro ser humano. Aunque fuera algo mínimo, aportar. Se presentó la capacitación de coordinadores de Intel Aprender en UNIACC y todo fluyó hermosamente”, expresa.

Venegas relata el caso de “una señora mexicana que venía a Chile y se volvía a México cada dos años. En una de sus vueltas, quiso desempeñar su profesión en su país y se dio cuenta que todo el sistema había cambiado y todo era computarizado. Sin saber qué hacer, decidió tomar un puesto más bajo, pero también necesitaba nociones básicas de computadores. Así que decidió volverse a Chile, sin poder ejercer su profesión y siendo mantenida por su hijo. Me dijo que se sentía inútil y una carga”.

La señora se esforzó mucho en el curso siendo alumna destacada. Pasó a la segunda y luego a la tercera etapa del proyecto “Corazón Digital”. Adquirió más conocimientos prácticos y siempre se mostró muy agradecida por todos los que ejercíamos la labor de capacitadores”, cuenta la profesional.

El semestre pasado, la señora regresó a México a iniciar una capacitación, para reintegrarse a su puesto laboral que había perdido unos años atrás. Ahí me di cuenta lo importante que era la alfabetización digital en la actualidad”, concluye Venegas.

Fotografías: Cortesía de Leonardo Cabezas y “Corazón Digital”.

Universidad UNIACC