Emilio Filippi: una vida dedicada al compromiso por la ética y la información

Agosto 14, 2014 10:41 am Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

EF

En su papel de subdirector del periódico La Voz de la Comuna, de Villa Alemana, Emilio Hernán Filippi Muratto tenía entre sus funciones acortar las crónicas, leer las pruebas y corregirlas, lo que le sirvió para, en sus propias palabras, aprender “a leer al revés”. Tenía 14 años de edad.

Filippi falleció el 12 de agosto a los 85 años, dejando como legado ser uno de los periodistas chilenos más fructíferos y de mayor trayectoria.  El profesional es, hasta la fecha, el único Premio Nacional de Periodismo que ha sido docente en la Escuela de Periodismo de UNIACC, reconocimiento que obtuvo en 1972, en la categoría “Redacción”.

El periodista, quien había nacido el 8 de noviembre de 1928, en Valparaíso, fue el responsable en UNIACC de asignaturas como Periodismo Interpretativo, Periodismo de Opinión y Ética Profesional. De hecho, fue uno de los redactores de la Carta Ética Periodística.

Desde muy niño reconoció sentir vocación por el periodismo, como testificó en su libro “La Clase Política Chilena” (2006). Ya en su segundo año de humanidades (hoy equivalente a primer año de enseñanza media) dirigió el periódico estudiantil El Segundino.

Ingresó a estudiar derecho al Curso de Leyes  de Los Sagrados Corazones, la que luego sería la Escuela de Derecho de la Universidad Católica de Valparaíso. Entre otras razones, explica el mismo Filippi, lo hizo porque entonces “no existían escuelas de periodismo y no había otra manera de ingresar al trabajo profesional”.

Sin embargo, su inquietud por la comunicación escrita hizo que llegara a ser presidente del Colegio de Periodistas de Chile, entre 1967 y 1968. Entre los reconocimientos obtenidos en el ejercicio de su profesión, destacan el Premio Internacional de Periodismo Rey de España, en 1983; el María Moors Cabot, el mismo año; y el de Embotelladora Andina en 1997. Además, fue nombrado Presidente Honorario de la Asociación bi-nacional de los profesionales de la información, en 2005, por iniciativa de sus colegas ítalo-chilenos.

En su papel de responsable máximo de publicaciones, fue director de diarios como Crónica (en 1956), El Sur de Concepción (1959-1965) y La Época (1987-1992), además de la dirección periodística de la empresa editora Zig Zag. Entre 1968 y 1976 hizo lo propio con la revista Ercilla, a la que renunció para formar su propia empresa y la primera publicación opositora al régimen de la época: la revista Hoy.

Emilio Filippi  también se desempeñó en el diario La Unión de Valparaíso. En la Radio Cooperativa de la misma ciudad, fue el fundador y director del programa periodístico “Panorama” y un servicio informativo denominado “El diario de la Cooperativa Vitalicia”. En otro ámbito, fue embajador de Chile en Portugal, durante el gobierno de Eduardo Frei Ruiz-Tagle.

El periodismo y las comunicaciones de Chile hoy despiden a uno de sus principales referentes. Procuremos no olvidar y siempre llevar a la práctica el ejemplo y compromiso entregados por personas y profesionales como Emilio Filippi.

Universidad UNIACC