Estudiantes de UNIACC preparan documental sobre efectos del asbesto en las personas

Octubre 30, 2013 10:01 am Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

“El documental está sustentado por una investigación teórica que desarrollamos en nuestro informe de título”, comparte el alumno de UNIACC, Ricardo Vega, director de “Respiro Gris”, mediometraje en blanco y negro, actualmente en proceso de rodaje.

Vega, junto a Dominique Cretton y Sebastián Pérez, los tres egresados de la especialidad de Guiones para Cine y Televisión de Comunicación Audiovisual, son los principales responsables de este documental del cual estrenaron -este mes- su primer teaser. El estreno se realizó en la Biblioteca Nacional, durante el lanzamiento del libro “Fibras grises de muerte”.

Esta publicación, trabajo de Tania Muñoz y Constanza San Juan, se centra en la contaminación por asbesto en las fábricas de Pizarreño de la comuna de Maipú, en Santiago, y San Pedro de la Paz, en la Región del Biobío.

La pieza audiovisual “es nuestro proyecto final del Magíster en Documentales que imparte la Universidad”, comparte Vega. Además de Cretton y Pérez, Vega precisa que “contamos con el apoyo de alumnos de UNIACC externos al magíster: Sebastián Gutiérrez, como diseñador gráfico, y Gabriela Muñoz, como community manager”.

“También nos apoya un integrante externo a la universidad, que es Bastián Vergara, responsable del sonido. La banda sonora estará a cargo de la banda Ópticas y Ondas, quienes tienen experiencia musicalizando obras cinematográficas”, expresa.

“Actualmente estamos concluyendo nuestro proceso de rodaje. El 13 de diciembre presentaremos una versión ante una comisión evaluadora compuesta por los docentes del Magíster”, anuncia el egresado.

De igual manera, “nuestras redes sociales son las encargadas de entregar toda la información del estado de avance del proyecto. Se estarán subiendo estudios y publicaciones respecto al asbesto, para que todos se informen de los problemas que genera este mineral”, afirma Vega.

-¿Cuál es el objetivo de este trabajo audiovisual?

El objetivo es crear un documental observacional, el que narra la historia de Lily, una mujer que vive hace 40 años en la villa Pizarreño (Maipú) donde muchos de sus habitantes han fallecido a causa del asbesto (mineral tóxico que produce cáncer). Todo esto fue generado por la utilización de este material en procesos de producción de la empresa Pizarreño. Es una historia cruda, que creemos, merece ser difundida.

Al ir averiguando detalles, nos hemos dado cuenta de que el caso Pizarreño contiene muchos elementos que la gente desconoce. Resulta muy chocante ver cómo en cada casa de la villa, hay un ex trabajador o familiar que ha fallecido por causa del asbesto. Ha sido un proceso de un año, investigando y desarrollando el proyecto, y esperamos siga resultando de la mejor forma.

-¿Por qué se eligió este tema?

El tema nace a raíz del libro “Fibras grises de muertes”, de las escritoras Tania Muñoz y Constanza San Juan. Ellas realizaron una investigación sobre el caso Pizarreño y la publicaron en su libro. En mayo asistimos a un foro sobre asbesto y fue ahí donde conocimos a Humberto (82), un ex trabajador de la empresa Pizarreño, y a su hija Lily. Nos impactamos al conocer su historia y decidimos retratar la realidad de esta familia.

Nosotros teníamos un leve recuerdo de la inmolación de Eduardo Miño frente a La Moneda, pero no recordábamos que Eduardo era un ex trabajador de la empresa que se quemó a lo bonzo, como modo de protesta. Son muchas las personas afectadas y empatizamos con su problemática.

-¿Cuál es el siguiente paso luego del teaser? ¿Participar en algún festival o algo similar?

Esta semana comenzamos con el montaje del primer corte para tener un armado final a mediados de diciembre. Dentro de nuestro plan de distribución tenemos pensado competir en una red de festivales. Queremos generar la mayor cantidad de ventanas de exhibición, para que “Respiro Gris” genere ruido ante la problemática que afecta a los pobladores de la Villa Pizarreño y, de alguna manera, se reabra el debate ante las responsabilidades que la empresa Pizarreño ha tenido por sobre sus trabajadores, desde los años 30.

Imagen: cortesía de Ricardo Vega.

Universidad UNIACC.