Matías Lira, director de El bosque de Karadima: “Hay que estudiar y trabajar duro”

Agosto 13, 2015 1:20 pm Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter


“Yo estoy lleno de trabajo, de influencias. Un director es siempre una especie de vendedor. Si un actor ve eso, uno puede trabajar prácticamente con cualquiera, pero hay que estar preparado, tener ese nivel de estudio”, advirtió en UNIACC el cineasta, Matías Lira.

El profesional asistió el 12 de agosto a la exhibición de su cinta El bosque de Karadima, la que narra la historia del sacerdote católico Fernando Karadima, quien en 2011 fue declarado culpable por el Vaticano de abusos sexuales y psicológicos.

La función se realizó en el Auditorio de la universidad, en Avenida Salvador 1200, Providencia.

Posterior a la exhibición, Lira compartió con los asistentes, en su mayoría estudiantes de las distintas especialidades de Comunicación Audiovisual de UNIACC.

Lira anunció que la realización de El bosque de Karadima también incluye la exhibición de una serie de televisión, la que se estrenaría en los próximos meses: “En la película no me di el espacio para explicar cosas. Quería que la gente sintiera más que procesara. En cambio en televisión si se puede”.

“A mí siempre me han interesado los casos de abuso de poder (…) Yo trataba de hacer una película que dijera ‘a mí me puede pasar esto’ (…) Mi espíritu era mostrar, dentro de una institución, cómo se podía pervertir o abusar de esa institución”, narró el artista.

Con todo, Lira remarcó que “yo conozco a la Iglesia de verdad, la que ayuda, la de las parroquias (…) y esos fueron los curas que nos ayudaron, los que querían que esta película se hiciera”.

El director, para quien El Bosque de Karadima fue su segunda obra en ese papel, confesó que solamente en los tres días finales de filmación recibió autorización del arzobispado para grabar en una iglesia.

Matías Lira: "Hay que pensar en los dos mundos, en lo artístico, pero también en tratar de que la cosa funcione y llegue lo más lejos posible en términos de público”

Matías Lira: “Hay que pensar en los dos mundos, en lo artístico, pero también en tratar de que la cosa funcione y llegue lo más lejos posible en términos de público”

“Lo interesante de estos proyectos es que son una bola de nieve. Las víctimas del caso Karadima hablaron porque vieron el reportaje del caso Maciel. La gente igual se empodera frente a estas cosas y no va a ser tan fácil el nivel de abuso. Yo igual considero que algo aportamos”, expresó.

Respecto de cómo conjugar el arte con la industria, Lira advirtió que, incluso llevando 320 mil espectadores a las salas de cine, el proyecto no le generó réditos: “Es importante, en esta industria tan compleja, conjugar varios factores para poder sobrevivir (…) Hay que pensar en los dos mundos, en lo artístico, pero también en tratar de que la cosa funcione y llegue lo más lejos posible en términos de público”.

En cuanto al trabajo de cineasta, Lira lo calificó como “un oficio. Pasa también que uno pueda tirarse una escena alucinante con todo lo que uno pretende, pero es una cuestión de oficio (…) Dirigí mi primer programa  a los 23 años, en Mega, y así uno aprende a trabajar con lo que sea”.

En el contexto de filmación, el profesional advirtió que “no hay excusa de que si llueve o que no llueve (…) El productor debería tener la capacidad de manipular al director en pro de que el producto -suena fea decirlo- exista, en las condiciones que sea, especialmente cuando uno trabaja con actores con agendas muy complejas (…) Hay que estudiar y trabajar duro”.

“Muchas veces uno le echa la culpa a la lluvia o que se te quedó el guion, con una inseguridad con el resultado. Hay que pasar esas trabas. Y las oportunidades son pocas”, indicó.

Puede revisar una galería con la conferencia, haciendo clic aquí.

Universidad UNIACC