Rodrigo González, director de cine: “Una buena preparación te arma la cabeza para ejecutar un proyecto de calibre”

Agosto 11, 2014 1:12 pm Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

RG

Algo que aprendí de manera un poco dolorosa con esta, mi primera película, es que al exhibirla y/o distribuirla, se convierte en la película de la gente. Ellos se adueñan de la obra y la pueden amar u odiar”, comparte el egresado de UNIACC, Rodrigo González.

González, proveniente de la especialidad de Cine, es director y uno de los protagonistas de la cinta “Mejor estar solo”, producción de La Feria Filmes que fue estrenada el 19 de junio. En el largometraje,  también participan los titulados Camilo San Juan y Antonia Saldivia, de Guiones para Cine y Televisión (hoy Guiones), quienes elaboraron la historia.

La asistencia de dirección fue tarea de Constanza Hevia, de Cine, en tanto que la dirección de fotografía fue responsabilidad de Andrés Gallegos.

En el largometraje también participaron actores como Julio Jung, Alejandro Trejo y Claudia Celedón, entre otros.

González afirma que sus cuatro años de trabajo académico en las ayudantías, “me permitió conocer a muchos alumnos de generaciones posteriores y saber, más o menos, dónde se encuentran las distintas personas que fui necesitando para completar el equipo. Hay varios practicantes y pasantes que pertenecen a la película”.

-En tu experiencia, ¿cómo contribuye profesionalmente a un realizador tener preparación académica?

De muchas maneras. En mi caso fue muy importante. Decidí desde un principio hacer una película que se alineara lo más posible con un cine de tono y técnica comercial, con el sólo objetivo de dar un primer paso como realizador lo más masivamente posible. Así iría depurando de a poco mi trabajo como autor con más posibilidades de conseguir financiamiento y oportunidades en mis siguientes proyectos, intentando no diluir mi discurso.

Al elegir hacer una película de esas características, me encontré con muchos elementos y códigos de un cine más académico, sin tanta exploración en lenguaje, el que en términos de producción era bastante tradicional (lo que la hizo más difícil aún). Así es que se me hizo más fácil lograr mi objetivo dadas las herramientas que te da la Universidad para enfrentar justamente este tipo de trabajo, más tradicional (…) Una buena preparación te arma la cabeza para ejecutar un proyecto de este tipo y calibre.

En mi caso, puede que no haya sido una película demasiado millonaria, pero las exigencias -de producción, más que nada- fueron bastante fuertes y no creo que las hubiera podido resolver sin preparación académica. Digamos que el proyecto lo empecé completamente solo.

RG2

Rodrigo González en compañía de Julio Jung, durante el rodaje de “Mejor estar solo”.

-¿Qué es lo que más destacas de tu trabajo profesional en esta cinta y por qué?

Creo que fue el hecho de haber estado prácticamente solo desarrollando el proyecto en todos sus ámbitos. En mi paso por la Universidad yo era más bien un poco transgresor sobre las reglas y códigos más tradicionales, por lo que destaco el haber intentado realizar esta película, de formato más popular o comercial, con mucha cabeza y analizando muchos factores, aunque no llegué a ese punto de comedia pop, porque al parecer mi alma no me lo permite.

Lo último que destaco, y se relaciona con la primera pregunta, es haber comenzado siendo el productor ejecutivo (mi área más débil), haber dirigido, protagonizado, montado la película (con una asesoría), hacer toda la post producción VFX (no es menor saber que saldrás en una proyección enorme), y hasta la música de los créditos. Puede parecer circo pobre, pero la verdad a mí me genera orgullo.

-¿Cómo se produjo la opción de que se reunieran tantos egresados de UNIACC en esta cinta?

Tuve la suerte de ir conociendo y haciendo buenas amistades con alumnos y egresados de distintas generaciones a la mía. Nunca me cerré a conocerlos e investigar sobre sus proyectos y en qué estaban. De hecho me hice un par de muy buenos amigos de la generación anterior, lo que me ayudó muchísimo para seguir integrando a otros amigos y conocidos de ellos.

-¿Cuál es tu sugerencia para los estudiantes que piensan ingresar a alguna de las especialidades de Comunicación Audiovisual?

Difícil pregunta. Cada caso es distinto, cada persona es diferente. Creo que realmente lo más importante es entrar para destacar. El medio es muy difícil, y aunque te lo dicen a cada rato, a uno se le tiende olvidar. También es absolutamente recomendable y válido elegir desde un principio, con claridad, algún área más técnica, ya que ahí está el trabajo y siempre se necesita gente, que termina siendo la más valiosa.

Quienes realmente quieran entrar a ser directores de algún área, o los mueva la inquietud artística más que nada, tienen que esforzarse muchísimo durante la carrera para aprender lo más posible. Eso está en uno no más. Lo positivo es que lo van a pasar muy bien. Yo tengo muy buenos recuerdos de mi paso por la Universidad y espero volver como profesor.

La clave es seguir para adelante como caballo de carrera y olvidarse de ser un rockstar millonario con una obra maestra al estar empezando. Si funciona, bacán, pero hay pocas posibilidades de que pase. Si quieren que pase, hay que ponerle huevos a la cosa. Atreverse, que son pocos los que lo hacen.  Y lo más importante: aprovechar los años universitarios y disfrutarlos.

Fotografías: Gentileza de Rodrigo González.

Universidad UNIACC