UNIACC inauguró dos nuevas salas de danza en honor a Edgardo Hartley

Junio 13, 2016 12:54 pm Por
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

Inaugurar estas salas de danza ya es un indicativo de cómo las autoridades, la Escuela, los alumnos y el equipo docente están haciendo todo lo posible para que esto continúe con la misión y la visión que nosotros nos hicimos desde un principio”, afirmó el bailarín Edgardo Hartley, durante la inauguración de las nuevas salas de danza de UNIACC, las que fueron bautizadas con su nombre.

El 10 de junio, en el Campus Lautaro de la universidad, en Lautaro 574, Providencia, oficialmente se inauguraron dos salas, una de danza general y otra de tap. Hartley, quien en 2004 fue quien condujo la creación de la Escuela de Danza y Coreografía de UNIACC, participó mediante videoconferencia en la actividad.

Conectado desde la ciudad de Phoenix, en Arizona, Estados Unidos, el maestro –quien en 2012 fue condecorado por el Consejo Mundial de Educación con la Orden al Mérito a la Trayectoria– agradeció, entre otros, “al tremendo equipo docente” de UNIACC.

Edgardo Hartley 1

El artista recalcó que, ya en 2004, “no podíamos estar ajenos a este nicho que le hacía tanta falta a los futuros talentos de Chile (…) la iniciativa de tener dos salas es una tremenda honra, inmerecida. Pero me hace sentir orgulloso, tan contento, tan feliz”.

Asimismo, Hartley valoró a los alumnos de la carrera, quienes, “con valentía, han sabido afrontar diversas vicisitudes en el campo de la danza en general, y de ballet, muy en particular”.

El bailarín se dirigió a los estudiantes expresando que ellos “siguieron lo más transparente y lindo que nos entrega la vida: la vocación (…) Está en manos de ustedes continuar con todo eso. A todos quiero agradecerles por lo que están haciendo, y conmino a continuar con esta labor, contra viento y marea, porque está en muy buen camino”.

También estuvo presente en la actividad la hermana del artista, Constanza, quien agradeció a la madre de ambos, Lucy, quien también fue bailarina.

Constanza relató que “nosotros nos criamos en un escenario. Mi hermano nunca pensó en ser bailarín, él iba a ser ingeniero. Fue un accidente”.

De esta forma, producto de una gira del ballet Colón de Buenos Aires a Perú, Constanza narró que un día, luego de la lesión de un bailarín, “mi hermano venía con sus libros a recoger a mamá, que era directora de ballet peruano”, y se le solicitó reemplazar al bailarín lesionado. Así comenzó la nueva etapa de Edgardo.

Sus condiciones fueron siempre innatas. Para mí ha sido siempre un ejemplo de vida”, resumió la hermana del maestro Hartley.

En tanto, el rector de UNIACC, Bernardo Errázuriz, expresó que “UNIACC le agradece (a Edgardo Hartley) no sólo como institución, sino que también a través de muchos chicos y de muchos alumnos que han podido ejercer su profesión y que han podido seguir su vocación gracias a lo que usted entregó”.

Lo que estamos inaugurando hoy no es otra cosa que el compromiso -y con eso estamos honrando su trayectoria- el compromiso de la universidad UNIACC de ser una oferta privada de calidad y seria (…) y que hoy está trabajando arduamente por continuar con ese legado”, sintetizó la autoridad académica.

Puede ver una galería con la actividad, haciendo clic aquí.

Universidad UNIACC