Universidad UNIACC fue, una vez más, el punto de encuentro para los exponentes de la creatividad y el talento con Facultarte

Octubre 6, 2017 1:43 pm Por Deja tus comentarios
Email to someoneShare on FacebookGoogle+Tweet about this on Twitter

Una vez, uno de los alumnos me preguntó cuál era mi objetivo con ellos y le dije que quería que lo pasaran bien, que lo disfrutaran. Nosotros podemos disfrutar lo que hacemos, en el día a día, y lograr la trascendencia. Creo que esas dos cosas son la receta para ser feliz (…) somos unos afortunados y eso hay que aprovecharlo”, expresó en Universidad UNIACC el director, productor y guionista de cine, Matías Bize.

El profesional, quien también es docente en la Escuela de Comunicación Audiovisual, fue uno de los participantes de Facultarte, encuentro organizado anualmente por la Facultad de Artes de la Comunicación de la Universidad y que este año se efectuó el 5 de octubre, en Avenida Salvador 1200, Providencia.

facultarte2017a

Las Escuelas de Comunicación Audiovisual, Comunicación DigitalDanza y Coreografía, Música y Sonido, y Teatro y Comunicación Escénica compartieron ejercicios prácticos de sus especialidades para toda la institución. Por ello, se realizaron obras de teatro, números de danza, interpretaciones musicales, exhibiciones de arte, entre otras actividades.

La jornada fue transmitida por Facebook Live, en un trabajo colaborativo de diversas áreas de la Universidad.

Facultarte tuvo como cierre un conversatorio al que asistieron representantes de las diferentes áreas de las carreras comprendidas en la Facultad. De esta manera, dijeron presente la bailarina y coreógrafa, Vinka Bogdanovic; el bailarín Luis Ortigoza; la productora y directora de cine animación, Margarita Cid; la investigadora, dramaturga y académica, María Soledad Lagos; el productor ejecutivo con experiencia en TVN y Mega, Pablo Ávila; la cantante y compositora chilena de jazz y pop, Paz Court; el docente y productor de nuevas tecnologías musicales, Ricardo Luna; la integrante de la Junta de la Asociación Chilena de Desarrolladores de Videojuegos, Maureen Berho; y el realizador Matías Bize.

facultarte2017c

Durante el foro, Pablo Ávila remarcó a los asistentes que “el talento sin disciplina, no vale nada (…) cuando entré a la televisión, me di cuenta de que todos somos creativos y que todos tenemos una capacidad de gestión, porque tenemos el mismo cerebro. La creatividad es un músculo que se ejercita, y se ejercita con disciplina”.

Para Margarita Cid, uno de los puntos clave en el ámbito artístico es la capacidad de enfrentar y superar los errores: “La carrera del arte viene aparejada de múltiples fracasos y uno muchas veces no lo quiere ni siquiera reconocer. Pero en el reconocerlo está la capacidad de avanzar (…) para mí eso es vital. Tenemos pasión, tenemos disciplina, pero el fracaso está ahí, y tenemos que ser capaces de asumir que lo que hicimos fue un fracaso, superarlo, y seguir construyendo la conclusión de por qué fue un fracaso”.

facultarte2017b

Eduardo Barril, actor con casi 60 años de trayectoria profesional en teatro, cine y televisión, destacó que la actuación “sigue siendo un oficio fácil, que comienza con una conspiración. Yo creo que el lugar donde crece todo, donde se forma todo y donde se hace todo, es el camarín (…) en los camarines, uno está desnudo, físicamente –no es malo- y todo lo muestra, todo se sincera. Como el teatro es el padre de todas las artes, todas las artes que han enriquecido el teatro y todas las artes, son conversaciones, son ponernos de acuerdo”.

Es hermoso cuando en la obra de teatro hay una respiración común (…) como en el ballet (…) todos diciendo un mensaje que se ha confabulado en el camarín, se ha llevado al escenario y el público lo recepciona (…) cuando eso se pierde, es carísimo hacer teatro. Cuando empiezan las individualidades demasiado pensantes, también se pone caro”, aseguró.

Con todo, Barril advirtió que “no es hacer teatro por hacer teatro, es hacer teatro para interpretar lo que se está viviendo en el aquí y en el ahora. Por lo mismo, yo soy absolutamente contrario a hacer obras clásicas y modernizarlas (…) si se escribió en esa época y con ese vestuario, por lo menos hay que recrear esa época y ese vestuario. Además que uno aprendería mucho más y todas las épocas son distintas. Es doble trabajo para el intérprete interpretarlas, y doble trabajo para el público entenderlas”.

Universidad UNIACC