La autoridad académica –quien se ha desempeñado profesionalmente como publicista y músico- es hoy nuevamente uno de los jurados de los Effie Awards Chile,  en la categoría Responsabilidad Social y Servicios No Financieros.

El cliente y la agencia pareciera que están en bandos distintos, pero no es así, porque cuando llegas al análisis, te das cuenta de que los dos pensamientos coinciden”, expresa el director de la Escuela de Publicidad de Universidad UNIACC, Jaime Atria.

Atria precisa que “el jurado que está compuesto mayoritariamente por clientes y agencias, creo que tres de los 100 integrantes somos académicos y a me tocó ser vicepresidente de mi sala. Ahí te encuentras con la elite de la publicidad”.

La competencia reúne casos de campañas que se han compartido en los diferentes medios, enviados a la competencia “por los clientes y las agencias. Uno evalúa por estrategia, por idea, por ejecución de la idea, más los logros y resultados de la campaña”.

El aporte intelectual que este tipo de experiencias genera para Atria es que “te enteras de un montón de estrategias que no conoces. Entiendes un poco para dónde van las marcas y las competencias internas que tienen. Te puedes dar cuenta de que no hay diferencia entre la manera de hablar de las agencias y de los clientes. Los que quedan finalistas y los que quedan fuera son de forma unánime”.

JaimeAtria

Jaime Atria, a la derecha, junto a su hijo Camilo Atria (a la izquierda) y el músico José Miguel González, durante la grabación de “Saldos de Otoño”.

En actividades como Effie, afirma el creativo, se evidencia que “a veces, el factor riesgo hace que los clientes parezcan estar en otro bando, por querer jugar a la segura. Aquí, en un ambiente en el que no hay compromiso, lo que les sorprende y gusta es lo mismo en las dos partes”.

Atria anuncia que la siguiente etapa en los Effie es que, “a los que no tengan conflictos de interés con las marcas, nos llaman de nuevo para dirimir los premios finales de Oro, Plata y Bronce, los que se entregan el 23 de octubre”.

Asimismo, el académico también hoy es jurado –por segunda vez- en los Fondos de Cultura del Gobierno de Chile (Fondart), “en una categoría que se llama Música de Raíz Folclórica y de Pueblos Originarios”.

Atria explica que aquí se trata de “proyectos de productos de registro fonográfico, de gente que quiere grabar producciones musicales. Te encuentras con cosas que son muy distintas, como una fusión entre la música de México y Chile, o una mezcla de música mapuche y un rap”.

Además, el artista se encuentra afinando los detalles finales su disco “Saldos de Otoño”, en el que también participan su hijo Camilo y el músico José Miguel González: “Son canciones que nunca han sido grabadas de esa manera. Hay una dedicada al desierto florido, otra a los aluviones, una de encontrarse conmigo mismo, y también hay de rupturas, como ‘Recuperándome de ti’”.

Es un proceso lento porque tienes que ir llamando músicos de a uno para complementar el material que ya tienes. Este disco se relaciona con mi parte musical, publicitaria y la etapa actual de mi vida. Va a quedar choro, pero no sé si  le va a gustar a alguien (risas)”, concluye.

Imagen: cortesía de Jaime Atria.

Universidad UNIACC