El arte es un derecho y no debe ser elitista ni alojarse en espacios únicamente teatrales. Creemos que el arte debe buscar a la gente y no al revés, no debiese existir un manual para ver una obra, el arte es universal”, asegura el egresado y docente de Teatro y Comunicación Escénica, Daniel Isler, uno de los responsables de “El Taller de Don Casimiro y Doña Lorea”, grupo especializado en la técnica Lambe Lambe.

El conjunto está integrado por Thamaggi Álvarez, Arlette Paris, Gabriela Soto, Jorge Jaramillo y Michael Bravo, todos alumnos de Teatro y Comunicación Escénica y en la función de manipuladores, con la dirección de Isler.

La iniciativa nació en 2016, relata Isler, “con dos montajes en conmemoración de los 400 años de la muerte de (William) Shakespeare y (Miguel de) Cervantes. Creando una puesta en escena basada en el Globe Theatre, con un resumen de Romeo y Julieta y una adaptación de la escena de los molinos de Don Quijote”.

El Lambe Lambe es un teatro en miniatura en el que cada obra, de aproximadamente cinco minutos, se representa sólo para un espectador. La historia se desarrolla dentro de una caja escénica, con títeres u otro tipo de objetos, generalmente acompañados de música o una locución.

En este caso, explica Isler, “las cajas se confeccionaron con materiales reciclados, que fuimos recolectando. También el relato sonoro se encuentra en tres idiomas: español, en el cual la voz es de nuestra decana de la Facultad de las Artes y Comunicación, Ana Reeves; portugués, donde la voz es de nuestra directora de Escuela, María Helena de Oliveira; y en inglés, donde la voz es una exestudiante de nuestra Facultad, Constanza Maurin. A todas agradecemos por ayudarnos en la vida del universo sonoro de nuestras cajas Lambe Lambe”.

En palabras de Michael Bravo, el aporte de Isler al grupo redica en inculcar “el hambre de crear, de explorar, de hacer teatro, sin temor a la equivocación, entendiendo que nuestra disciplina tiene como característica el ensayo y error. Como mentor, nos ha dado la confianza para realizar y crear proyectos que circulen profesionalmente aun siendo estudiantes, porque entiende que la experiencia en nuestra disciplina es determinante para nuestra formación como actores y actrices. Vemos en él un referente teatral y nos llena de orgullo que se haya formado en nuestra Escuela y que hoy sea quien nos forme a nosotros(as)”.

LAMBELAMBE1

“El Taller de Don Casimiro y Doña Lorea” fue seleccionado para participar en el Festival Efímero de Teatro Independiente FETI, el que se realiza entre 22 y 29 de septiembre, en Buenos Aires, Argentina.

Isler relata que el 26 de septiembre se efectúa “un taller abierto a la comunidad; el 27, 28, y 29 realizaremos funciones en distintos sectores de Buenos Aires, en el contexto del FETI”.

-¿Cómo se produjo la oportunidad de ser seleccionados en este Festival?

En la última versión del festival Internacional Festi Lambe -el festival de teatro en miniatura más grande del mundo y del cual fuimos parte de la selección oficial- logramos generar una red de contactos, con la cual pudimos acceder a la información de festivales, encuentros e instancias de desarrollo artístico.

-¿Qué temáticas están hoy abordando en el Lambe Lambe?

El montaje con el cual participamos en FETI es una trilogía selk’nam, en la que contamos la mitología, vida y muerte de esta cultura. Bajo un contexto de teatro documental y educativo, abordamos temáticas como el patriarcado, la tradición, el genocidio y, sobre todo, la identidad.

-¿Por qué desarrollan esta actividad de Lambe Lambe?

En este formato se genera una relación e interacción directa con los espectadores, antes durante y después de la función. Hemos perfeccionado nuestra técnica y montajes a partir de esta relación con adultos y niños, analfabetos y gente sumamente culta, porque todas las opiniones nos enriquecen. Su emoción, luego de menos de 4 minutos de función, nos confirma la efectividad de nuestro lenguaje y la necesidad de seguir creando para llevar arte donde realmente es requerido.

Universidad UNIACC