El Centro Cultural Mohammed VI para el diálogo de las civilizaciones de Coquimbo fue construido en Chile porque “por esencia, este es el país más indicado para ser el abanderado de la civilización latina, y también porque por esencia es una gran nación de cultura”, aseguró el consejero del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional de Marruecos, Abdellah Bidoud, en Universidad UNIACC.

El 19 de octubre, en Avenida Salvador 1200, Providencia, Bidoud impartió ante la comunidad académica de la institución la conferencia “Diálogo de civilizaciones, herramienta de paz y de comunicación entre culturas y religiones de los pueblos: Rol del Centro Cultural Mohammed VI para el Diálogo de las Civilizaciones en Chile”.

El encuentro fue una iniciativa de la Embajada del Reino de Marruecos en Chile y del Centro Cultural Mohammed VI para el diálogo de las civilizaciones, también conocido como Mezquita, el que está en la ciudad de Coquimbo. La construcción es una réplica a escala de la mezquita Kutubia de Marrakech, situada en el país africano.

Conferencia 1

El consejero del Ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación Internacional de Marruecos, Abdellah Bidoud (a la izquierda), junto al Rector de Universidad UNIACC, Bernardo Errázuriz.

Bidoud explicó que Marruecos “es un país donde han cohabitado todas las religiones, a tal punto que en la Constitución marroquí -que fue revisada en 2011- el patrimonio hebreo fue reconocido como parte de la identidad nacional. Ningún país islámico ha tenido el coraje de reconocer el patrimonio judeo-cristiano”.

El visitante recordó a los presentes la influencia morisca que, “a través de siete siglos, construyó España. Córdoba, Toledo, Sevilla y Valladolid eran todas ciudades árabes; no necesariamente musulmanas, sino que vivían en perfecta cohesión los cristianos, judíos y musulmanes”.

Asimismo, Bidoud citó al politólogo estadounidense, autor que en 1993 planteó la teoría sobre el choque de civilizaciones. Bidoud enfatizó la imposibilidad para que, según dicho enfoque, las diversas civilizaciones puedan comprenderse y, por consecuencia, “la civilización que gana es la que tiene poder”.

La civilización árabe-musulmana, como la civilización oriental-china, y aun también la civilización latina, se convirtieron en sub-civilizaciones, porque la civilización de la fuerza -la occidental- que instaura el nuevo orden internacional, no va hacia la paz. Por lo tanto, había que buscar un mecanismo para instaurar la confianza, el dialogo y la solidaridad entre todas las civilizaciones”, aseveró.

Conferencia 2

Bidoud explicó que si bien “la civilización es un concepto”, mediante el cual se puede intercambiar “positivamente lo que tenemos en común”, para Huntington la civilización “fue dada vuelta para priorizar el intercambio comercial y económico. No importaba que los chilenos y marroquíes intercambiaran su patrimonio muchas veces secular, lo que en el concepto actual es útil, pero no es interesante. Por eso el Rey de Marruecos construyó en Chile el Centro Cultural Mohammed VI para el diálogo de las civilizaciones”, el que está erigido frente a la Cruz del Tercer Milenio.

Lo que tenemos para ofrecer es el conocimiento, y lo que pedimos a cambio no es el reconocimiento, sino que más conocimiento. El conocimiento es una economía que no perece, y que puede hacer ganar mucho. Y en lo que actualmente tenemos cómo ganar mucho es en la paz”, remarcó el consejero.

Bidoud invitó a “desarmar los conceptos que nos erigen unos contra otros. Nuestros ancestros han marcado el camino y no tenemos más que seguir su sabiduría. El Centro Cultural Mohammed VI está a vuestra disposición para consolidar la tesis de paz, los trabajos de investigación, y para volver a visitar la historia y la autenticidad de los valores, junto con reforzar nuestra capacidad de ser humanos”.

Puede ver una galería con la actividad, haciendo clic aquí.

Universidad UNIACC