Abogado y especialista en tecnologías de la información, Rodolfo Herrera: “La tecnología siempre va a ir más rápido que la ley”

El 17 de julio, el también académico impartió el webinar “Uso ético de la información y  nuevos desafíos de los derechos digitales”, iniciativa de la carrera de Bibliotecología y Gestión de la Información de la Universidad.

Los dilemas éticos tienen un impacto en lo legal. Lo que está detrás de esto es, fundamentalmente, el respeto (…) es el respeto el que tiene que estar detrás del uso de la información”, aseguró en Universidad UNIACC el abogado y consultor especializado en tecnologías de la información, Rodolfo Herrera.

Herrera advirtió que hoy, producto del escenario del big data –conjunto masivo de datos- y los algoritmos, “nuestros hábitos y gustos, incluso lo que pensamos, pueden ser condicionados por el manejo de la información (…) Algunos llegan a hablar de una nueva religión relacionada con los datos, el datoísmo, porque quizá es más valioso creerle a un dato, que tener fe en un dios”.

El abogado definió la solicitud de datos para fines no explicitados como un acceso de mala fe: “Piensen cuántas veces les han ofrecido la posibilidad de ganarse un viaje a través de simplemente dar sus datos en un formulario. Pero sería distinto si nos dijeran que, en realidad, ese formulario se llena porque quieren tener una base de datos de posibles clientes y que con esos datos van a empezar a llamarnos por teléfono (…) o incluso los van a entregar a otras empresas que ni siquiera conocemos”.

Otro escenario de dilema ético especificado por Herrera se produciría “en el momento de la utilización misma de la información, porque no siempre su uso es libre. En ocasiones, hay prohibiciones de uso y se está utilizando información derechamente para infringir la ley. Por ejemplo, con informaciones privilegiadas que están bajo un secreto, o en las que hay restricciones o prohibiciones de uso”.

Bibliotecologia

Para Herrera, el pilar de la convivencia es la manifestación del respeto, y un elemento esencial en éste es “garantizar la honestidad intelectual de otros sobre sus obras (…) es clave que ese respeto se manifieste, por ejemplo en no plagiar obras de otros”.

El profesional mencionó también el respeto a los compromisos pactados y el respeto en la utilización de los datos personales: “No siempre porque yo tenga acceso al dato tengo propiedad sobre el dato de otro (…) Por lo tanto, hay que respetar esas decisiones personales sobre lo que pueden o no otras personas hacer con sus datos”.

Con todo, en el caso de los datos personales, Herrera subrayó en que “lo fundamental es el autocuidado (…) porque la tecnología siempre va a ir más rápido que la ley”.

En ese sentido, si sabemos que estamos en una red social, donde por más que diga que esta información es para mis amigos, debo entender que no es solo para mis amigos y que cada vez que la subo, cualquiera la puede replicar y pierdo un control”, aseguró.

De esta forma, Herrera sugirió en que “si yo tengo un autocuidado, entonces voy a estar más preocupado y no voy a publicar tales o cuales fotos, y no diré tales o cuales comentarios. Tengo que cuidar mi información y eso es clave (…) La ley no va a solucionar después los dolores de cabeza que voy a tener por no haber tenido un autocuidado de la información”.

Universidad UNIACC