Actor español, Iñaki Moreno, en Universidad UNIACC: “El teatro es una profesión de levantarse constantemente”

El artista está ofreciendo, entre el 3 y el 9 de septiembre, un taller intensivo, en nivel 1, de la técnica Meisner, en la Escuela de Teatro y Comunicación Escénica de Universidad UNIACC, en Avenida Salvador 1434, Providencia.

Para el actor español, Iñaki Moreno, la actuación “es una profesión de artesano, en el que uno tiene su taller -en este caso el escenario- y uno debe tenerlo ordenado y limpio para poder realizar sus obras. Me parece que esto es lo que te mantiene en la profesión hasta que te mueres casi encima del escenario, como Molière”.

La técnica Meisner debe su nombre al actor y profesor estadounidense de interpretación, Sandford Meisner (1905-1997), quien fue el creador de este método interpretativo. Entre sus estudiantes se encontraron intérpretes de Hollywood como Gregory Peck, Robert Duvall, Diane Keaton, Steve McQueen y James Caan, entre otros.

La gestión para la primera visita de Iñaki Moreno a Chile y a Universidad UNIACC la realizó la titulada de Teatro y Comunicación Escénica, Sofía Galleguillos. La idea nació del viaje a Uruguay de Galleguillos, con motivo del Congreso Internacional de Teatro Musical, realizado en octubre de 2017. En la instancia, Moreno también impartió una clase de la técnica Meisner.

Galleguillos comparte que “desde el momento en que llegué a la oficina de María Helena (de Oliveira, directora de la Escuela de Teatro y Comunicación Escénica), la recepción que tuvo la Escuela con la idea fue maravillosa. Le dije ‘Quiero hacer esto, tengo esta idea’, y me apoyó en seguida”.

Los interesados en asistir a las clases de Moreno en Universidad UNIACC se pueden contactar con Galleguillos, al fono +56982092969.

TeatroMoreno
El actor español, Iñaki Moreno, flanqueado por las egresadas de Teatro y Comunicación Escénica de Universidad UNIACC, Constanza Pérez (a la izquierda) y Sofía Galleguillos, productoras de la visita del artista europeo a la institución.

Moreno es un actor originario de Cádiz, quien ha participado en largometrajes como “Mangoré” (2015), de Luis Vera, y “Memoria, Verdad y Venganza” (2012), de Martin Paris Fiorda. También ha escrito y dirigido cortometrajes como “La Estación de las Nenas” (2008) y “Cierra la Puerta” (2009), en la que aplicó la técnica Meisner.

-¿Cuál es el aporte de la técnica Meisner?

Se empieza a entrenar cada uno de los engranajes que tiene el instrumento actoral, como la escucha y el impulso. Es decir, poder responder, no intelectualmente, sino tener una reacción impulsiva, y después, con trabajos posteriores, empezar a trabajar otros elementos fundamentales, como la imaginación, para dotar de background, de bagaje emocional y de mundo interior a los personajes que uno encarna.

-¿Cuál ha sido su principal aprendizaje en su carrera profesional?

El estudiante de arte, al fin y al cabo, lo que va a hacer es un camino para descubrir su propio arte; pero para ello va a necesitar ir apretando diferentes interruptores, hasta que alguno tenga cierta consonancia con algo que en su interior necesite ser expresado. Y esto lleva toda la vida; a veces uno no lo consigue, a veces sí, o a veces toca diferentes teclas. Entonces, mientras más amplia sea la venida de conocimientos y de experiencias, creo que va a alimentar de una forma mucho más amplia al estudiante de arte.

-¿Cuál es su sugerencia para un estudiante de teatro?

Este es un camino en el que va a tener que conocerse, hay una cuota emocional que se hipoteca, que es entregada al público. No es para todo el mundo, es una profesión de riesgo emocional, muy atractiva y divertida. Lo fundamental es que, en el camino de conocerse y en el camino de conocer los comportamientos humanos, va a haber una gran mayoría de instancias que son de frustración y de rechazo -que encima nos rechaza a nosotros- y esto es algo dolorosísimo. Es ahí justamente donde debemos hacernos fuertes y volver a levantarnos.

Es una profesión de levantarse constantemente. A mí me parece muy atractivo, porque al fin y al cabo la vida es eso, levantarse. Así que les animo a que sean valientes. Además, es una profesión hasta el fin de los días, no es como un deporte que a los 30 años te retiras. No, esto es para siempre.

Universidad UNIACC