Claudia di Girolamo y Festiteatro: “Los festivales teatrales son un regalo”

La destacada actriz y directora de teatro, Claudia di Girolamo, se unió a la Escuela de Teatro y Comunicación UNIACC como guía de título del proyecto “Nadie”, obra que estará dirigiendo en el marco de Festiteatro, festival de teatro de verano que UNIACC está presentando por estos días.

A poco de su estreno –“Nadie” se presentará del 25 al 27 de enero, a las 20:00 horas, en Campus Sur-, la también docente señala que “los festivales teatrales son un regalo y producen una efervescencia en el acontecer cultural tan grande, que contaminan a las nuevas generaciones ávidas de contactarse con la visión de nuevas formas, estéticas, contenidos y reflexiones. La liberación de diversos imaginarios nos despierta el intelecto y nos activa creativamente”.

Sobre “Nadie” cuenta que esta es el resultado del dialogo y la escucha que tuvo junto a sus estudiantes durante el semestre. “A través de la implementación de distintos ejercicios actorales, de la conversación artística y del trabajo experimental inmediato, se fue dando la percepción común de un diagnóstico existencial generacional que derivó en la imagen concreta del Margen. La historia reciente de nuestro país, la vivencia del Estallido Social y el encierro obligado de la Pandemia; paradójicamente, impulsaron y ayudaron a darle fuerza a esta narración que les pertenece. Para hablar de ese territorio tan nuestro, fue fundamental contar con la generosidad de nuestra dramaturga Flavia Radrigán”, dice.

Sobre el trabajo realizado con los estudiantes, dice que le sorprendió las enormes ansias y la voluntad de experimentar artísticamente en distintos planos espaciales y de contenidos. Esto hace aún más importante la posibilidad de que puedan presentar la obra frente a un público. “Parte importante y fundamental de nuestro oficio dentro de la formación teatral, es la comprensión de la relación única y necesaria con el público. Establecer claramente que el Teatro no existe sin ese otro ser presente: las personas que asisten a ver una obra. Esos dos cuerpos, el de la escena que palpita y ese otro que mira, escucha, se emociona y reflexiona; son indivisibles”.

– Dada tu amplia experiencia como actriz y directora, ¿Qué se requiere enseñar a las nuevas generaciones de actores? ¿Más sobre autogestión, por ejemplo?

“Estoy de acuerdo y maravillada con esta nueva manera de ver la formación teatral también desde la autogestión; le da un valor extra a la conciencia de la labor diaria en la artesanía teatral; despierta la capacidad de resolver con poco o nada, para inventar. Sin embargo, según mi parecer, no debería estresar ni empañar el proceso de creación de la interpretación, que es finalmente, lo que se verá y evaluará en su Examen de Egreso”.