Egresada de Escuela de Diseño, Yharim Leey Escanilla, es la creadora de emprendimiento en vestuario femenino

Siento que la carrera -a partir de que enseña varias aristas del diseño- forma profesionales multifuncionales. Si bien desde que salí siempre trabajé en el área audiovisual (comerciales, series y películas), gracias a que la carrera nos muestra diversos enfoques es que amplié mi espectro de trabajos y di rienda suelta a esos hobbies o sueños medio ocultos, los que por falta de tiempo, dinero o simplemente ganas, muchas veces quedan ahí”, relata la egresada de la Escuela de Diseño de Universidad UNIACC, Yharim Leey Escanilla.

UNIACCDISENO

La titulada de Diseño de Imagen, mención Dirección de Arte, es la gestora de Leey, “una marca enfocada en las mujeres ávidas de un sello particular, donde el grupo etario lo conforman mujeres de 20 a 40 años, las que se plantaron a la vida de una forma y no ponen en duda su camino”, explica.

La marca está dirigida al vestir desde la esencia, más que de la tendencia. No pretende competir, pretende ser y desarrollarse en la naturalidad del gusto”, precisa.

-¿Cómo y cuándo surgió la idea para este proyecto?

Leey surge tras una crisis vocacional que tuve en el año 2016. Luego de trabajar arduamente en el equipo de dirección de arte de muchos comerciales, empecé a sentir que estar trabajando ahí quizás no era lo mío. Decidí renunciar y darme el espacio para saber realmente a qué quería dedicarme.

Comencé este replanteamiento viajando a Buenos Aires (Espacio Buenos Aires), donde estudié corte y confección, para luego volver a Chile y meterme de lleno a un curso anual de molde y confección (Taller Lechuga). Tras finalizar el curso, decidí crear la colección de ropa.

UNIACCDISENO2

-¿Con cuántas personas estás trabajando en este emprendimiento?

Actualmente la marca la compongo solo yo. Junto a mí, trabaja una chica que me ayuda en la confección.

-¿Qué es lo que más te ha gustado de esta experiencia?

Me gusta el tiempo que requiere cada proceso para la elaboración de la prenda. Crear y hacer ropa necesitan tiempo, concentración y dedicación. Hay procesos más largos que otros, pero el hecho de poder disfrutar el tiempo que solicitan, es tranquilizador y cautivante para seguir.

-¿Cuál consideras es el principal aprendizaje que has tenido durante este proceso?

Sin duda ha sido aprender a confiar en mí, en mi potencial, en ser capaz. Existirán muchos días en los que uno dude de sí mismo, pero el desafío está en cultivar la confianza para consigo y saber que podemos hacer en realidad cualquier cosa.

Fotografías: cortesía de Yharim Escanilla.

Universidad UNIACC