Elisa Eliash, guionista y directora de cine, en Universidad UNIACC: “El rodaje no es para pensar, es para ejecutar”

El 18 de abril, la directora compartió la clase magistral “Consejos de una guionista para realizadores de óperas primas”, en el Auditorio de la institución, en Avenida Salvador 1200, Providencia.

Elisa Eliash1

En la ópera prima, la actitud es fundamental. Yo creo que Mami te amo es la gran prueba de que una película puede tener todo tipo de fallas técnicas, pero que si tiene algo que decir, la levanta y la salva”, enfatizó la realizadora nacional, Elisa Eliash, en Universidad UNIACC.

La ópera prima es un espacio para empezar a proponer un cine que se quiere continuar haciendo, en el mejor de los casos, y si se quiere, continuar aprendiendo a hacer también”, afirmó.

Eliash ha sido la responsable de cintas como Aquí no estoy, co-guionista de El bosque de KaradimaSin norte y Aquí estoy, aquí no, entre otras. Además, hoy asesora al jefe académico de las especialidades de Cine y Televisión de la carrera de Comunicación Audiovisual de Universidad UNIACC, Cristóbal Valderrama, en su proyecto de guion de largometraje, “La mitad animal”.

Eliash advirtió a los estudiantes presentes en la conferencia que, “en mi experiencia, el rodaje no es para pensar, es para ejecutar”.

En este sentido, afirmó que la improvisación en el rodaje le parecía “un poquito irresponsable, porque hay un equipo, hay tiempo, y porque el tiempo es oro igual, aunque no haya recursos. Creo que hay que pensar antes y pensarlo todo”.

Elisa Eliash2

Cuando lleguen al rodaje y no tengan tiempo para pensar, se puedan aferrar a ciertas ideas troncales y anclas, que puedan esclarecer decisiones. Dirigir es, básicamente resolver cosas, tomar decisiones, desde la más mínimas hasta las más fundamentales”, expresó.

La directora sugirió que “para la escritura del guion hay que leer, empaparse. A veces, ver películas en ese proceso puede ser medio complicado, pero puede estar bien. Creo que puede ser esclarecedor para después, para que entonces funcione como por default”.

Estoy convencida de que el punto de vista es el esqueleto y que en el resto se pueden hacer concesiones (…) las debilidades pueden pasar a ser fortalezas”, remarcó, enfatizando cómo los errores técnicos pueden entregar una nueva personalidad y significado a una historia bien estructurada.

Durante el proceso de dirección de una cinta, Eliash apuntó que “el punto de vista pasa, por sobre todas las cosas, en poder decir ‘No’: qué yo puedo restringir en orden a generar un sistema. Pasa por un espacio de mucha introspección (…) pero que finalmente se expresa en muy poco”.

La realizadora, quien también ha sido docente de Universidad UNIACC, puntualizó estar “convencida de que uno no es lo que a uno le gusta, pero tal vez uno sí puede ser o parecerse harto más a la radicalización de lo que a uno le gusta”.

Universidad UNIACC