Blog Uniacc

Una Rectoría distinta

Mayo 31, 2021

Fernando de la Jara, Rector Universidad UNIACC

Ha pasado un año y cuatro meses desde que Fernando de la Jara asumió como Rector de Universidad UNIACC. “Ha sido un desafío enorme, cumplir con nuestro compromiso formativo en condiciones de pandemia. Lograr que la Universidad, sus Facultades y Carreras, continúen funcionando con la mayor normalidad dentro de lo posible, sin duda ha sido arduo y desafiante”.

Al tiempo de asumir la rectoría, el mundo entero se vio envuelto en una pandemia que cambio todo: “Ha sido un año y cuatro meses duros y difíciles. Asumí en enero del año pasado, nos fuimos de vacaciones muy motivados para iniciar un año lleno de planes y tareas a fin de seguir desarrollando nuestro proyecto universitario. Como todos recordarán, el 15 de marzo suspendimos las clases presenciales y cerramos el acceso a los campus de la Universidad”. Agrega: “Por lo tanto, ha sido un año de rectoría atípico, distinto al que yo había preparado, distinto en términos de prioridades, de urgencias. Sin duda, ha sido un período muy desafiante, que me ha permitido aprender mucho, conocer más profundamente a la universidad, su gente, sus equipos, sus capacidades, proyectos, etc.”

“En un balance global, me doy cuenta que ha sido un año y cuatro meses gratificantes, donde he tenido momentos de mucha satisfacción, compartidos con los distintos cuerpos colegiados de la Universidad. Esto se entiende cuando se piensa que el año pasado nuestro desafío era poder dar el servicio en condiciones de pandemia. Lo logramos y lo logramos bien. Tuvimos problemas, pero se fueron solucionando, desatando los nudos y logramos llegar a la otra orilla, habiendo entregado el servicio a nuestros alumnos, lo que constituía nuestro mayor compromiso”, reflexiona Fernando de la Jara.

Rectoría en pandemia

Recuerda lo que fue esa semana del 16 de marzo de 2020 y reflexiona: “Trabajamos lunes, martes, miércoles, suspendimos las clases presenciales y se ‘cerraron las puertas de la Universidad’. Se hicieron las capacitaciones para trabajar online, muchos colaboradores se fueron a sus casas con sus equipos, se comenzaron a determinar las necesidades de los alumnos en términos de recursos a fin de poder trabajar de manera remota, verificar bien nuestras plataformas, en fin, un trabajo muy a presión. Así entonces, el jueves 19 de marzo estábamos todos en nuestras casas”.

En dicha semana, en una reunión con el Consejo de Rectoría, el Rector nos cuenta, se fijaron dos objetivos básicos: “El primero fue el dar a nuestros estudiantes –de la modalidad presencial- el servicio académico en las mejores condiciones posibles y el segundo, hacer el mayor esfuerzo para que ninguno de nuestros colaboradores tuviese que ser apartado de la Universidad por las consecuencias que generaba la pandemia. En este sentido, por ejemplo, es digno de destacar que nuestro sindicato, a petición del Rector, suspendió la negociación colectiva por 18 meses y accedió a mantener el statu quo por dicho período”. Fernando de la Jara concluye: “Cómo no va a ser un motivo de satisfacción tener una comunidad tan compenetrada, donde todos fuimos capaces de aportar con nuestro esfuerzo para el logro de estos objetivos y lograr que nadie sufriera más allá de lo inevitable la pandemia.”

El Rector y su equipo se vieron enfrentados a diversos problemas como, por ejemplo, estudiantes que no tenían computador de uso exclusivo. Para esto se desarmaron algunos laboratorios y se les entregó un equipo para que pudieran conectarse y asistir a clases.

Junto a lo anterior, se diseñó un Plan de Flexibilización Económica para los estudiantes, atendiendo a la realidad economía del país. “Se trataba de otorgar las facilidades posibles a fin de que todos pudieran permanecer en la Universidad, cursando sus respectivas carreras.  Esta flexibilización consistió en arrastrar pagos de mensualidades hasta este año y en lo académico si un alumno se retiraba se le respetaba su situación de beca y descuento para su reincorporación durante 2021”, nos explica el Rector.

Los profesores han sido parte fundamental de todo este proceso y es por eso que el Rector quiere “rendirle homenaje a un grupo de profesores de una facultad a los cuales les dijimos: ‘mira en vez de pagarte en 10 cuotas tu contrato anual te lo vamos a pagar en 12’. El 100% de los profesores nos dijeron: ‘sí, por supuesto, cuenten con nosotros’. Hubo profesores que nos dijeron ‘páguennos como ustedes quieran y puedan, llevo muchos años en UNIACC y no voy a hacer problemas hoy después de 8 – 10 años de permanencia donde siempre he recibido mis remuneraciones, por una cosa que todos la estamos padeciendo’”.

Para el Rector nada hubiese sido posible sin la fortaleza, predisposición, empeño y perseverancia de los colaboradores y de los equipos de trabajo. “Aquí el gran esfuerzo lo hicieron las Facultades, los Decanos, los Directores de las Escuelas, los profesores. Hubo profesores que tuvieron que trasladar sus cursos a modalidad online, tuvieron que aprender a hacer clases online, se les asignó un tutor que los acompaño en sus cursos, se les capacitó y se les enseño a hacer clases online, desde el living de sus casas”, nos comenta Fernando de la Jara.

Nuevo proceso de Acreditación Institucional

Universidad UNIACC se encuentra acreditaba hasta enero de 2023 en las Áreas de Gestión Institucional y Docencia de Pregrado por la Comisión Nacional de Acreditación – CNA. “La acreditación es un ejercicio constante y permanente, por lo tanto, el nuevo proceso comienza el mismo día que termina el anterior” reflexiona el Rector.

En cuanto a la etapa en que se encuentra la Universidad para el próximo proceso, enfatiza que “en el último proceso de acreditación nosotros comprometimos un plan de mejoramiento de nuestras debilidades, debilidades que nosotros mismos hemos autoevaluado. Por otra parte, también hay un conjunto de debilidades que la Comisión Nacional de Acreditación, junto con acreditarnos nos señaló: ‘mire ustedes están acreditados por tres años, pero en estos tres años preocúpense de estos tales y cuales problemas’ además de las que nosotros contemplábamos. Por lo tanto, al día siguiente que recibimos la acreditación tuvimos que ponernos a llevar a cabo ese plan de mejoramiento, y hoy estamos en esa etapa”.

El informe de Acreditación Institucional debe ser entregado a mediados del primer semestre del 2022, por lo que el Rector estima que a finales del presente año se trabajará en el diseño de su estructura, en conjunto con los distintos órganos colegiados de la Universidad como son el consejo de rectoría, consejo superior, los consejos de facultades y las escuelas, entre otros. Luego de la entrega del informe, la Institución debe ser visitada por los Pares Evaluadores designados por la CNA, para posteriormente tomar una determinación.

En relación a los desafíos que se enfrenta UNIACC para la próxima acreditación, el Rector nos cuenta: “Los desafíos tienen que ver mucho con consolidar lo que tenemos, más allá de grandes cambios, es darle mayor robustez a la Universidad, fortificar su planta académica, diversificar la oferta académica online, impulsar el desarrollo de los postítulos, postgrados, investigación, publicaciones, esa es una beta en que la Universidad debe crecer, acorde a su proyecto de desarrollo institucional”.

“Otros temas tienen que ver con algunas áreas de trabajo o funciones sociales propias de la Universidad, que están bastante en ciernes aún, por ejemplo, Vinculación con el Medio donde tenemos una nueva directora, María Jesús Vera, y esperamos que entre el 2021 y 2022, tendremos institucionalizada y funcionando nuestra Dirección de Vinculación con el medio”, sostiene el Rector.

Proyecto y desafíos en la Universidad

Entre los proyectos que tiene la Universidad a corto y mediano plazo se encuentran, los ya mencionados: fortificación del área de Investigación, de Vinculación con el Medio, y además la armonización curricular, que consiste en ver cómo la Universidad está cumpliendo con su proyecto. “Es evaluar y certificar que somos capaces de bajar nuestro proyecto educacional a nuestros estudiantes”, comenta Fernando de la Jara.

Otro de los desafíos es cumplir con nuestra Planificación Estratégica, la que fue recientemente sancionada para el período 2021 – 2025. Los esfuerzos también están puestos en todo lo que es extensión y difusión, sin embargo, por motivos de la pandemia esto debe esperar un tiempo, ya que se quiere mostrar la Universidad a la comunidad y para eso se necesita presencialidad.

“Donde también hay un gran desafío, que lo queremos abordar con mucha fuerza, es lo que se denomina Educación Continua, como nombre genérico. Ahí hoy se congregan nuestros postítulos, postgrados, diplomados, perfeccionamiento, capacitaciones, actualizaciones, etc.”, sostiene Fernando de la Jara.

El Rector tiene una gran preocupación por todo lo relacionado con los egresados de Universidad UNIACC: “Tenemos pendiente hacer crecer nuestra red de ex alumnos y nuestro centro de ex alumnos. Tenemos un nuevo director de Asuntos Estudiantiles que está muy preocupado de eso, Nicolás Valdivieso, quien ya está trabajando en el logro de dichos objetivos”.

Para finalizar, el Rector Fernando de la Jara quiere enviar un mensaje a toda la Comunidad Universitaria: “Quisiera agregar una nota de agradecimiento a todos los colaboradores, estudiantes y profesores, porque gracias al trabajo de todos ellos es que hemos podido sortear esta pandemia, hasta aquí de bastante buena forma, con buenos resultados. Agradecer a todos por su entrega y esfuerzo, para que la Universidad haya podido seguir funcionando. Finalmente, reiterar el llamado a que, por favor, se sigan cuidando que es en lo que hemos siempre insistido. Cuidémonos”.

Inscríbete Aquí