Sandra Moreno, directora de la Escuela de Diseño de Universidad UNIACC, nos guía y ayuda a entender más el concepto de lo que es un portafolio –laboral y académico- y por qué es fundamental comenzar a hacerlo lo antes posible en nuestra carrera laboral.

Qué es un portafolio
Es un documento que puede ser análogo –impreso, en papel- o digital que nos permite hablar de nosotros. No solamente en el área actitudinal, sino que también habla de sí mismo en el área profesional, cuáles son mis áreas de dominio, cuáles son mis virtudes para trabajar en ciertas áreas y que conocimientos tengo desde el área tanto procedimental como conceptual.

Para presentarse en cualquier área de trabajo necesitamos una carta que es una radiografía de lo que uno sabe: un portafolio.

Sandra comenta: “Hoy ya no se concibe un profesional que sea solamente líder en conocimientos conceptuales y procedimentales. Es parte de un equipo de trabajo, por lo tanto, todos los saberes actitudinales son parte fundamental en una contratación y por eso mismo es fundamental la entrevista (que viene después de la entrega del portafolio)”.

Tipos de portafolio:
Existen dos tipos de portafolio: académico y profesional.

  • Portafolio académico: Es una herramienta de evaluación académica. “Es una bitácora excelente para evaluar aprendizaje, tanto en los aprendizajes conceptuales, procedimentales y actitudinales”, manifiesta la directora de la Escuela de Diseño.
  • Portafolio profesional: “Es una excelente carta de presentación, que tengo que hacerlo perfecto, es mi marketing personal”, dice Sandra Moreno, a lo que agrega: “Es mostrar cómo hablo, cómo pienso, cómo visualizo a la sociedad, cómo elaboro mis proyectos, cómo ha sido mi formación profesional y académica”.

Por lo tanto, hacer un portafolio requiere, primero, de un concepto: qué es lo que voy a presentar, cómo me voy a presentar, dónde quiero trabajar y en qué área quiero trabajar. En base a ese concepto, elaboro y dirijo mi portafolio, a ese objetivo que quiero perseguir.

La multidisciplinariedad de un portafolio
Hace diez años había una división importante del portafolio de diseño gráfico con uno de otra profesión. Sandra sostiene que “hoy casi no existe diferencia. El contenido es diferente, pero el portafolio es tremendamente importante para cualquier profesión porque es una herramienta de comunicación bastante efectiva”.

¿Cómo creo y organizo mi portafolio?
La Directora nos guía paso a paso en esta tarea.

“Primero, hay que tener clara la idea de dónde quiero direccionarme o a dónde quiero ir a trabajar. Eso, se elabora a través de un concepto, de una idea de lo que quiero comunicar y dónde quiero estar”.

“Luego, hay que listar cronológicamente todos los saberes que tengo, qué es lo que sé hacer y lo organizo por temas”.

Sandra manifiesta que “no puedo poner todo junto, tiene que haber un criterio de organización, que en el fondo habla de mi organización mental y cómo ordeno las cosas, las ideas, la vida”.

“Organizo, separo por temas y solamente recopilo lo más importante, relevante”, esta es una de las diferencias fundamentales con el portafolio académico en el que se incluye todo el proceso: lo bueno y lo malo. “En el portafolio profesional solamente selecciono lo más importante, sobresaliente y lo voy definiendo por categorías. Con esto promuevo mi desarrollo profesional. A cada aspecto, a cada categoría tengo que incluir algún comentario, alguna descripción, un análisis crítico, los logros. Esto también habla de los saberes actitudinales, procedimentales, no solamente conceptuales”, sostiene Sandra.

Para estudiantes que sean del área del diseño y de las artes, y no tengan manejo de softwares de edición gráfica, hay plataformas gratuitas que ayudan con la estructura y programación como Jimdo, WordPress, Wix y Genially.

“El portafolio se prepara con un objetivo y así se selecciona el material, como un proceso de crecimiento, como un repositorio, una bitácora. Uno debiera tener un portafolio general e irlo preparando por categorías y después si quiero algo tremendamente puntual -porque el portafolio me sirve también de un desarrollo de contenidos donde voy documentando toda mi vida profesional- pero de ese portafolio puedo ir seleccionando después para cosas específicas. Por lo tanto, tengo todo el material encarpetado, por lo que después hacer un portafolio específico es muy rápido, en vez de empezar a crear y buscar contenidos o material que ya no existe evidencia”, sostiene Sandra y agrega: “Esa es la importancia del portafolio cuando se prepara en la escuela, como estudiante; ya se cuenta con la evidencia -aunque sea de estudiante- uno ya tiene todo seleccionado y categorizado”.

Sandra afirma que es fundamental que se instaure de manera permanente y necesaria los portafolios en los procesos de selección. “Hay que instalar el tema, y a través de las universidades, es la manera más rápida, más ágil y más fácil de hacer muy transversal la creación del portafolio. Es la mejor manera”.

Ingresa al portal laboral UNIACC/Reqlut para crear tu portafolio.