Hace pocos días seis estudiantes de estudiantes de la Escuela de Publicidad y una alumna extranjera de intercambio lograron el máximo galardón que se da a alumnos de Publicidad en Chile al ganar dos Oro en los Effie College 2022, certamen que reconoce la creatividad y eficiencia de las campañas publicitarias, y que tiene un alcance global, siendo una proyección muy importante para quienes son reconocidos por las campañas que crean para importantes marcas.

Organizado en nuestro país por el Grupo Valora y basado en el concurso Effie Awards Chile y en el Collegiate Effie USA, los Effie College busca entregan a los equipos de estudiantes participantes la oportunidad de trabajar con briefs y requerimientos reales dados por la gerencia de marketing de la marca participante, que signifiquen verdaderos desafíos en comunicaciones de marketing.

Los dos grupos ganadores de la Escuela de Publicidad UNIACC estuvieron conformados por los alumnos de tercer año Catalina del Río, Matías Figueroa y Ángel Vidal, quienes vencieron en la categoría Banco de Chile y que fueron guiados por la profesora y exalumna UNIACC, Giselle Gallo, mientras que el grupo conformado por las alumnas de cuarto año Soledad Acevedo, Camila Espinoza, Cassandra Rodríguez y Catalina Follert que logró el Oro en la categoría Escudo fue guiado por el profesor Paulo Fernández.

Reunidos en la Universidad para conversar de cómo fue el proceso de concursar en los Effie College y ganar la mayor distinción, todos los alumnos premiados –salvo Cassandra Rodríguez, quien ya regresó a México tras el término de su intercambio-, se muestran muy contentos por el logro alcanzado. Del grupo que se llevó la categoría Escudo, Catalina Follert dice que “es un gran logro ganar el Effie a nivel profesional, porque te impulsa si uno quiere a trabajar en la marca. Estoy feliz, porque hicimos una buena idea para Escudo”.

La propuesta nació a partir de un trabajo en la sala junto a su profesor, Paulo Fernández –a quien agradecen la dedicación que puso en ellas-. “La idea era llegar a la generación Z perteneciente al segmento C3. Salimos a hacer encuestas y nos dimos cuenta que lo que ellos querían era ser emprendedores de carreras como el tatuaje. Entonces se nos ocurrió que Escudo regalase cursos online, los que luego pasan a ser presenciales con mentores reconocidos”, señala Camila Espinoza, mientras que Soledad Acevedo agrega que “estos cursos de tatuajes, lettering, baile son con mentores conocidos para que los participantes se motiven, y que luego ellos puedan hacer clases a su vez”.

Para realizar sus propuestas, todos los grupos participantes no solo tuvieron que presentar una idea creativa, sino que analizar y entregar todo el plan de medios y el presupuesto. “Nos metimos en todas las áreas que involucra la publicidad”, señala Camila. Respecto de la experiencia de trabajar con una alumna de intercambio, dicen que fue una experiencia increíble. “Ella es diseñadora gráfica y solo teníamos un ramo juntas, pero nos dimos cuenta que tenía talento y que nos complementábamos súper bien. Entre las cuatro nos unimos perfectamente”, dice Soledad.

Enseñando finanzas a jóvenes

El otro grupo ganador, que se llevó el Oro en la categoría Banco de Chile, estuvo formado por Catalina del Río, Matías Figueroa y Ángel Vidal, quienes les tocó realizar una campaña para acercar al segmento joven al banco. De acuerdo a Catalina, la idea surgió de la petición de juntar al banco con gente de su edad, algo que no era fácil ya que la sensación de lejanía es algo más bien general. “Así nos dimos cuenta que podíamos agarrar ese segmento desde la base de poder educarlos y finalmente nos decidimos hacer proponer una serie que se llama ‘Formas de aumentar tus números’, en la que cada capítulo va representando una situación en la generalmente los jóvenes pierden plata, y que deja una enseñanza”, agrega Matías.

En el proceso trabajaron en lo que querían decir y cómo lo deberían decir, algo que ayudó a la hora de realizar la presentación final, en donde prácticamente no tuvieron preguntas del jurado. “Siento que aprendimos mucho, ya que nuestro primer año fue online. Entonces todas nuestras presentaciones en el concurso se dieron de forma fluida y no sé si habría sido lo mismo si hubiesen sido presencial”, cuenta Ángel.

Para la profesora Giselle Gallo, quien hace clases desde el semestre pasado, cuenta que “cuando llegué y vi a los chiquillos me di cuenta que había talento. Debido a la pandemia había algunos conocimientos que estaban un poco atrasados, entonces sentí que EFFIE podía ser una oportunidad para aprender un poco más rápido, ya que requería de pensamiento creativa, estrategia de medios y cómo saber redactar y contar una historia. Para mí fue la posibilidad de hacer un intensivo y creo que trabajaron súper bien, porque fue bajo presión real”.